Pack002 (4)

"Esforzaos en considerar sólo la naturaleza divina de los seres,
su alma y su espíritu; es ella a la que debéis servir. No os
ocupéis de satisfacer los caprichos de su naturaleza inferior,
limitada y egoísta… Diréis: «Sí, pero si no cedo a sus deseos,
sólo provocaré descontento entre mi familia, entre mis amigos o
en el trabajo.» ¡Dejad que se enfaden, seguid amando y sirviendo
únicamente su aspecto divino!

Jesús dijo: «Dejad que los muertos entierren a los muertos.»
¿Cómo interpretar estas palabras? ¿Qué son estos muertos?
Precisamente la naturaleza inferior de los seres. La naturaleza
inferior, la personalidad, se clasifica entre los muertos, y si
buscamos demasiado contentarla y satisfacer todos sus caprichos,
terminamos también muriendo nosotros mismos. Jesús no se estaba
refiriendo a los muertos de los cementerios, estos están donde
deben estar; y son sólo sus cuerpos los que están muertos, su
alma, en cambio, está viva. Los muertos de los que habla Jesús,
son los seres que no tienen ninguna vida espiritual porque se
abandonan demasiado a su naturaleza inferior, y no hay que perder
tiempo ni energías en satisfacerlos."

Omraam Mikhaël Aïvanhov