Categorías
+ comentados

Jesús habla con la gente

jesus

"Hay momentos en los que CRISTO construye imágenes en palabras, para ayudarnos a unirnos a Jesús al comenzar Su siguiente paso, presentando Sus enseñanzas a la gente. Lo que viene a continuación, puede no estar claro, si uno lee sin hacer pausa para pensar lo que se nos está contando. Pero considera los primeros dos párrafos.
Jesús y sus discípulos entran en una ciudad que aún no Le conocía. Ahí los habitantes estaban saturados con la religión Judía, viviendo vidas difíciles bajo el peso de un `dios´ que premiaba y castigaba según la clase de vida que llevaban. De repente, aparecen hombres que les dicen que vayan a traer a los amigos pues alguien nuevo les hablará acerca del Reino del Cielo – ¡y a sanarlos!
CRISTO nos lo cuenta desde el punto de vista de los ciudadanos. ¡Qué emoción! ¡Cuantas preguntas!
Ahora, CRISTO nos lo cuenta desde su propio punto de vista, cuando fue Jesús en la tierra. Se acuerda cómo le dolía el corazón durante tantos años, al ver a la gente bajo la carga de la enfermedad, la pobreza y la miseria. Tenía  que contemplarlo, sintiendo compasión pero impotente, en cambio – ahora podía moverse entre la gente infeliz y ofrecerle la Solución Divina a todos, absolutamente todos – de sus propios problemas.
Y el mensaje de este pasaje es – que CRISTO ha avanzado mucho más allá de la persona de Jesús, adentrándose, en las Alturas Celestiales de la espiritualidad – no obstante, todavía está preocupado por nosotros, como en aquel entonces – y ha vuelto para completar Su Misión, al deshacerse de los mitos, que han sido construidos por la gente a través de los tiempos, al darnos el conocimiento que en aquellos entonces, la gente todavía demasiado ignorante de la ciencia del mundo, no podía entender.
Debemos pensar en esto y no tomar las CARTAS por sentado. CRISTO ha demostrado su Amor y Compasión duraderos hacia nosotros al darnos estas CARTAS.  Debemos hacerles caso y ponderar su verdadero significado."
CRISTO habla:
"Envié a estos jóvenes hombres delante de mí a la ciudad que habríamos de visitar. Al entrar, se le decía a la gente que se juntase para escuchar la `Buena Nueva del Reino del Cielo.´ La gente se quedaba sorprendida y querían saber más pero los discípulos les instaban a que trajesen a los amigos y vecinos y que se enteraran `al llegar Jesús,´ y que habría curaciones para su gente enferma. Ilusionados, muchos corrían para ayudar a difundir la `buena noticia´ y pronto estaban juntos formando una gran multitud.
Yo, que me había rebelado con tal pasión contra las homilías religiosas con caras largas amenazando violencia, castigos y condenación para los pecadores, ahora caminaba con alegría para encontrarme con estas multitudes.
Tenía mi `Buena Nueva´ para compartir con ellas para animarles el día, y sanación de los malestares y aflicciones, para llenar de alegría sus vidas.
Donde antes, me moví entre la gente de manera egoísta y con las manos vacías, aceptando su buena voluntad y a veces sus limosnas con poca gratitud, venía ahora con una abundancia de posibilidades vivificantes para todos aquellos dispuestos a escuchar mis palabras y a tomar pasos para mejorar su calidad de vida.
Quiero que tú que estás leyendo estas páginas, comprendas plenamente mi posición en aquel momento, mi estado de consciencia después de mi iluminación en el desierto, y la persona que yo presentaba a mis paisanos como `Jesús.´ Ha habido tantas conjeturas que estoy a punto de contarte la verdad.
Nací teniendo, al madurar, un buen físico, con fuertes rasgos aquilinos, un intelecto extraordinario, una afición por la mímica y la risa – pero, como tantos de vosotros hoy, no cuidaba mis talentos terrenales. Al entrar en el desierto, mi cara y mis modales podrían llamarse `degradados´ de lo que deberían ser. Mientras que había empezado a examinar y a rebelarme en contra de lo que me había convertido, mi intelecto también había padecido por el mal-uso, constantemente ocupado en discusiones y discordias sobre la religión y entregándome al habla frívolo e irrespetuoso. La gente se reía conmigo. Caía bien a la gente con quien frecuentaba, pero por supuesto no me respetaban. Por eso fue el asombro de aquellos que me habían conocido, cuando les hablé en la sinagoga de Nazaret. Mientras mi madre me asistió para recobrar la salud, hice poderoso uso del conocimiento e iluminación que me fue dado en el desierto. Esto me hizo volver a ser
el hombre que debiera ser.
Cuando empecé mi misión, era completamente consciente de que era el único con el supremo conocimiento de los secretos de la creación y de la existencia en sí.
Por lo tanto podría decir con toda confianza:
– Nadie, excepto yo ha visto al Padre.
Sabía que todo en lo que creían los hombres de todo corazón era falso – no era la verdad.
Sabía que yo había sido especialmente hecho y diseñado por el `Padre´ para esta misión. Había sido bendecido abundantemente con la energía física, la vitalidad del habla y con la habilidad de idear parábolas llenas de significado, para hacerme capaz de transmitir el mensaje con éxito y de tal modo que nunca fuera olvidado.
Además de eso, comprendí a mis paisanos muy bien debido a la larga asociación con ellos y conocía sus esperanzas más abrigadas, sus temores más desesperados; sabía lo que les hacía reír y lo que les llevaba a la mímica y a la mofa de los ricos y pomposos; sabía también con qué profundidad tantos jóvenes y mayores sufrían con valentía y en silencio. Conocía y experimenté una profunda compasión por el pueblo que vivía atemorizado – o soportaba – el látigo verbal de los Fariseos, y se inclinaban ante las leyes de impuestos de los Romanos.  Sabía cómo su orgulloso espíritu Judío fue herido por los gentiles conquistadores a quienes estuvieron obligados a hacer honores con los saludos verbales de mano o rodilla, sin embargo a quienes despreciaban tras las puertas cerradas. Sabía y comprendía completamente las vidas y el pensamiento del pueblo. Antes había pensado sus pensamientos, había sentido sus resentimientos, sobrellevaba la
clase de angustias en los momentos de carencia, me había sentido impotente en las garras del gobierno Romano.
Ahora sabía que nada de este sufrimiento era realmente necesario. Sabiendo ya la Realidad de la existencia, la Realidad del `Dios´ universal podía percibir claramente la insensatez de las autoridades judías, quienes imponían una forma de vida pesada sobre el pueblo, la cual era totalmente errónea y en total contradicción con  la Verdad del Ser. La situación me causaba un profundo enojo.
Por lo tanto, sabía que había sido moldeado y definido para convertirme en un instrumento purificado de la Acción Divina en Palestina – impulsado por mi pasión por la Verdad e incitado por mi compasión hacia mi prójimo. Desde entonces me llamaba el `Hijo del Hombre´ porque sabía exactamente lo que padecía la humanidad en sus vidas cotidianas.
Lo que es más, tenía perfecta confianza en poder alcanzar mis objetivos al traer la Verdad a la gente y así ser instrumento para cambiar la calidad de sus vidas. Por esa razón, aunque sabía al principio de mi misión que habría que pagar un precio por todo lo que me proponía a hacer – dar la vuelta al mundo judío de arriba abajo y desde dentro para fuera – estaba dispuesto a darle la cara, pasar por ello, no podía eludirlo, porque amaba a la gente con el `Amor´ del `Padre´ que fluía a través de mi corazón y de mi ser. Pues la esencia del Amor del `Padre´ es la de Dar – dándose y convirtiéndose en ser visible, y en existencia visible y creciendo, nutriendo, sanando, y saciando todas las necesidades de toda la creación hecha visible.
Sabía que yo era el regalo de salvación del `Padre´ para la gente – para el mundo – y NO –
como suponían y enseñaron todos estos siglos – salvación del castigo dado a los pecadores por un Dios enojado
-       sino –
para salvar a la gente de la repetición diaria de los mismos errores del pensar mal – el pensar mal que crea sus infortunios, la pobreza, la enfermedad y la miseria.
Porque amaba tan profundamente a la raza humana, estaba dispuesto a enseñar y a sanar desafiando a los Sacerdotes Judíos. Estaba dispuesto a morir en la cruz por lo que verdaderamente había `visto´ en el desierto, sabía de todo corazón, y quería compartir hasta la última gota de mi habilidad en hacerlo.
************************************************************
ESTA ES LA VERDAD TRAS MI CRUCIFIXIÓN, Y TODO LO DEMÁS QUE HAS OÍDO SON CONJETURAS HUMANAS QUE SURGIERON DE LA PRÁCTICA JUDÍA DE LAS OFRENDAS QUEMADAS EN EL TEMPLO.
Yo era un regalo del `Padre´ para la humanidad para ayudarla a superar su ignorancia de las Leyes de la Existencia , y a encontrar la verdadera Senda de la Vida que les dirigiría a la alegría, la abundancia y a la integridad perfecta del Reino del Cielo.
Estas eran las percepciones, los deseos, las intenciones y objetivos y los pensamientos que llevaba dentro de mi mente y del corazón. Esta era la estructura mental – emocional terrenal que cubría mi consciencia espiritual oculta dentro de la cabeza y figura de `Jesús.´"
© 2007 The Recorder. All Rights Reserved.
www.caminodecristo.com (Español)
www.christsway.co.za (English, French, Italian, Dutch)

3 respuestas a Jesús habla con la gente

  • Enhorabuena hermano en Cristo !!! Yo conozco y trato de difundir estas cartas desde hace 3 años. Que la Divina Consciencia Creadora te bendiga y te ilumine por esta labor
    Gracias
    Carlos

  • HOLA..SOY DE ARGENTINA..QUISIERA PREGUNTARLE A JESÚS..SI ES QUE VOY POR EL CAMINO CORRECTO…QUIERO TRASMITIR TUS ENSEÑANZAS A LA GENTE A MI ALREDEDOR, PERO ME CUESTA MUCHÍSIMO EXPRESARME SIN QUE SE ENOJEN…QUIERO MOSTRARLES QUE EL CAMINO ES MÁS FÁCIL PENSANDO EN LA PAZ, EN LA ABUNDANCIA, EN EL AMOR..EN VEZ DE DEPOSITAR ENERGÍA DICIENDO NO A ÉSTO, NO A LO OTRO…
    QUIERO MOSTRARLE QUE NO SE LOGRA NADA DANDO ROPA USADA A LA GENTE QUE NO TIENE, NI UN PLATO DE COMIDA..QUE MÁS LOGRARÍAMOS UNIENDO NUESTRA INTENCIÓN VISUALIZÁNDO A LOS NIÑOS COMIENDO ENSUS HOGARES FELIZMENTE CON SUS PROPIOS PADRE Y USANDO ROPA NUEVA…PERO NO ME COMPRENDEN..PIENSAN QUE NO QUIERO COMPROMETERME.
    Y ME SIENTO SOLA, CREO ENCONTRARME CON LAS PERSONAS QUE PUEDEN CAMINAR CONMIGO Y HABER ENCONTRADO EL HOMBRE COMPAÑERO QUE CAMINE CONMIGO MOSTRANDO TUS ENSEÑANZAS, PERO MIRAN HACIA OTRO LADO…BUSCAN, SEGÚN LO QUE VEO, ALIMENTAR SU PROPIO EGO…NO COMPRENDEN..O AÚN NO COMPRENDEN.Y ÉSO ME HACE SENTIR FRUSTRADA.
    QUISIERA SABER SI SÓLO TENGO QUE ESPERAR A QUE DESPIERTEN O SI PUEDO HACER ALGO QUE NO HAGO AÚN.
    TE DOY GRACIAS POR TANTA PACIENCIA..Y TE PIDO MÁS LUZ PARA PODER PERSEVERAR EN TU VERDAD.GRACIAS POR ESTAR AMI LADO..GRACIAS A TODOS LOS MAESTRSO Y SERES DE LUZ..GRACIAS. GRACIELA LILIANA

  • Debido a los anuncios de Google que aparecen a la derecha de cada artículo, no puedo comprenderlos correctamente. Gracias por sus atenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing