Categorías

LA VIDA EN LA TIERRA ES UNA ASIGNACIÓN TEMPORAL

image
La Biblia está llena de metáforas que enseñan la naturaleza de lo
breve, temporal y transitorio de la vida terrena. La vida se
describe como un vapor, uno que corre rápido, un soplo de aliento y
un rastro de humo. La Escritura declara: "Nosotros nacimos ayer…
nuestros días en este mundo son como una sombra" Job 8:9.
Para hacer buen uso de tu vida nunca debes olvidar dos verdades:
Primero, la vida, comparada con la eternidad, es extremadamente
breve. Segundo, la tierra es tan sólo una residencia temporal. No
vas a estar aquí por mucho tiempo, así que no te apegues demasiado.
Pídele a Dios que te ayude a ver la vida en la tierra a través de
sus ojos. David oró: "Dios mío, hazme saber cuál será mi fin, y
cuánto tiempo me queda de vida; hazme saber cuán corta es mi vida"
Salmos 39:4.

La Biblia compara constantemente la vida en la tierra con vivir en
un país extranjero. Este no es tu hogar permanente o tu destino
final. Estás aquí de paso, visitando la tierra. La Biblia emplea
términos como extranjero, peregrino, advenedizo, extraño, visitante
y viajero para describir nuestra corta estadía en la tierra. El
salmista dijo: "Estoy de paso en este mundo" Salmos 119:19 y Pedro
explicó que: "Si tú llamas Padre a Dios, vive tu tiempo en esta
tierra como si estuvieras de paso" 1 Pedro 1:17.

En California, muchas personas de todas partes del mundo se han
mudado para trabajar, aunque mantienen la ciudadanía de sus
respectivos países. Se les pide que lleven consigo una tarjeta de
residencia (conocida como "green card"), que les permite trabajar
allí aunque no sean ciudadanos. Los cristianos deberíamos
llevar "tarjetas verdes" ("green cards") espirituales para
recordarnos que nuestra ciudadanía está en los cielos. Dios afirma
que sus hijos deberían pensar sobre la vida de una manera muy
distinta a la de los creyentes. "Sólo piensan en lo terrenal. En
cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos
recibir al Señor Jesucristo" Filipenses 3:19-20. Los verdaderos
creyentes saben que la vida es mucho más que los pocos años que
vivimos sobre este planeta.

Tu identidad está en la eternidad y tu patria es el cielo. Cuando
entiendas esta verdad dejarás de preocuparte por "tenerlo todo" en
la tierra. Dios es muy tajante en cuanto al peligro de vivir para
el momento, adoptando los valores, prioridades y estilos de vida del
mundo que nos rodea. Coquetear con las tentaciones de este mundo es
lo que Dios llama adulterio espiritual. La Biblia destaca: "¿No
saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien
quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios" Santiago 4:4.
Imagina que tu país te pidiera que fueras embajador en una nación
enemiga. Tendrías que aprender un idioma nuevo y adaptarte a
algunas costumbres y diferencias culturales para poder ser cortés y
cumplir tu misión. Siendo embajador no podrías aislarte de tu
enemigo. Para poder cumplir con tu misión, tendrías que estar en
contacto e identificarte con ellos. Supongamos que te adaptas tanto
a ese país extranjero que te llega a gustar mucho y lo prefieres a
tu patria. Tu compromiso y lealtad cambiarían. Comprometerías tu
papel de embajador. En lugar de representar a tu país estarías
actuando como el enemigo. Serías un traidor. La Biblia afirma
que "somos embajadores de Cristo" 2 Corintios 5:20.

Tristemente hay muchos cristianos que han traicionado a su Rey y a
su reino. Han llegado a la necia conclusión de que esta tierra es
su hogar proque viven en ella. Y no es así. La Palabra de Dios es
muy clara en esto: "Queridos hermanos, les ruego como a extranjeros
y peregrinos en este mundo, que se aparten de los deseos pecaminosos
que combaten contra la vida" 1 Pedro 2:11. Dios nos advierte que no
nos aferremos mucho a lo que está a nuestro alrededor porque es
temporal. Se nos advierte que "los que disfrutan las cosas de este
mundo, vivan como si no disfrutaran de ellas; porque este mundo, en
su forma actual, está por desaparecer" 1 Corintios 7:31.
Recuerda siempre que tu vida en la tierra no es toda la historia de
tu existencia. Debes esperar llegar al cielo para el resto de los
capítulos. Se requiere fe para vivir en la tierra como un
extranjero.
¡Bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing