Los Pares de Opuestos

Share Button

La vida como unidad se expresa en la eterna dualidad, los pares de opuestos que coexisten y se entrelazan en una armonía total y completa, en la naturaleza esto se manifiesta en el día y la noche, el calor y el frío, lo de arriba y lo de abajo, lo de dentro y lo de afuera, lo masculino y lo femenino, en el ser humano esta dualidad se manifiesta en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, y en todo aquello donde preferimos un aspecto a otro cuando nos encontramos ante una disyuntiva a elegir. Algunos aspectos duales en el organismo son:

Las dos piernas y los dos brazos

Los dos testículos en los hombres y los dos ovarios en las mujeres

Los dos riñones con las glándulas adrenales

Los dos pulmones

Las dos orejas, los dos ojos

Las dos fosas nasales

Los dos hemisferios cerebrales.

Inhalación y exhalación.

El sístole y el diástole del corazón.

El principio de la dualidad en la unidad es ancestral, lo encontramos en los pueblos antiguos, en sus mitos y concepciones religiosas y filosóficas, en las culturas prehispánicas de Mesoamérica se ve reflejada esta idea, un Dios uno e invisible llamado Tloque Nahuaque también conocido como Ometeotl, “el Dios de la inmediata vecindad”, “Aquel por quien todos viven”, “El Señor del cerca y del junto”, que está sobre los cielos, por encima de todos los dioses menores. Este Dios uno se manifiesta en un doble principio creador: Ometecuhtli, que quiere decir “2. Señor” y Omecíhuat, “2. Señora” y ambos residen en Omeyocan, “el lugar 2”, también son conocidos como “el señor y la señora de nuestra carne o de nuestro sustento”, “El Supremo Dios dual”, son el origen de la generación y los señores de la vida y de los alimentos.

En la filosofía Samkhya de la india, se menciona también la dualidad de lo divino como Purusha y Prakriti, donde el primero representa el principio masculino que fecunda al principio femenino Prakriti, de cuya unión surge todo cuanto existe. Purusha es el espíritu mientras Prakriti es la naturaleza y la materia.

En la filosofía hermética se hace alusión a siete grandes principios de la vida, uno de ellos es el de generación o creación, basado en la dualidad existente en todo el universo.

“La generación existe por doquier; todo tiene sus principios masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos”.
(El Kybalión. VII. El principio de generación).

En la filosofía china del taoísmo esta eterna dualidad es conocida como el yin y el yang son los dos aspectos de la energía conocida como chi o ki, la cual fluye por meridianos o canales energéticos en el cuerpo físico, este conocimiento es la base de la acupuntura dentro de la medicina china tradicional. Todos los meridianos son duales, es decir se encuentran por el lado derecho y el lado izquierdo del cuerpo. Hay doce meridianos duales (seis yin y seis yang) y dos más que son complementarios como si fueran uno solo conocidos como vaso gobernador (yang) y vaso concepción (yin).

Características y aspectos yin-yang:

YIN  YANG
 
Fuerza centrífuga o expansión.

Fuerza centrípeta o contracción.

Energía de la Tierra.
Energía del Cielo.
 
Órganos huecos, de absorción y secreción. Intestino delgado, vesícula biliar, estómago,

vejiga urinaria e intestino grueso.

Órganos de regulación, densos e irrigados por la sangre. Corazón, hígado, riñones, bazo, pulmones.
 
Lo calmado, lo que mantiene la vida.

Lo agitado, lo que da la vida.
 
La luna y los planetas, el frío, el agua, el reposo, la oscuridad, la noche.

El sol y las estrellas, el calor, el fuego, el movimiento, la luz, el día.

El invierno y el otoño.

El verano y la primavera.
 
La mujer y la sangre.
 El hombre y la energía.
 
El interior del cuerpo, de la cintura para abajo, el lado izquierdo.

El exterior del cuerpo, de la cintura para arriba, el lado derecho.

 
Sistema nervioso parasimpático.
Sistema nervioso simpático. 

En el sistema yoga de la India, existe una rama que es el hatha yoga el cual comparte esta visión dualista de la realidad, sobre todo enfocada al ser humano, las palabras hatha y yoga vienen del sánscrito y significan ha = sol, tha = luna y yoga = unión o unidad, por lo que sería la unión del sol y la luna, el sol representa el lado masculino, activo del cuerpo humano, por donde fluye la energía ha (que corresponde al yang de la filosofía china), esta forma de energía se recibe por la fosa derecha de la nariz principalmente en los ejercicios de respiración, la energía tha (que corresponde al yin de la filosofía china) fluye por el lado izquierdo del cuerpo, conectándose a la fosa nasal de este lado.

Estas dos formas de la energía vital conocida como prana en la India milenaria, fluyen por canales conocidos como nadis, algo semejante a los meridianos de la acupuntura, existen en el cuerpo etérico o vital, que es el doble del cuerpo físico según esta doctrina avalada por la filosofía esotérica de las grandes tradiciones de la humanidad, se dice que hay 72,000 nadis, de los cuales se mencionan tres como los más importantes: Ida que se localiza en el lado izquierdo de la columna vertebral, pingala por el lado derecho y sushumna por el centro de la columna, estos tres grandes nadis se entrelazan varias veces, apareciendo en estos cruces centros de energía conocidos como chakras, que significa rueda que gira.

Lo interesante de estos estudios antiguos es que estos nadis principales se conectan con las dos fosas nasales, ida con la fosa izquierda y pingala con la derecha, se cruzan en el entrecejo para conectarse al cerebro, ida por donde fluye la energía tha se relaciona con el hemisferio derecho, y pingala por donde transita la energía ha se une al hemisferio izquierdo. Esto es muy importante porque la ciencia moderna con el descubrimiento de la relación cruzada de los hemisferios cerebrales con los lados del cuerpo ha reforzado estos conocimientos de la antigüedad, al igual que el estudio del aparato endocrino con las glándulas de secreción interna, se asemeja a la teoría de los chakras, esto sin mencionar la relación entre los principales plexos nerviosos con estos mismos centros de energía.

Existe un paralelismo muy interesante entre la forma en que se van cruzando estos nadis, y el emblema conocido como el caduceo de Mercurio, símbolo de la medicina, en el cual dos serpientes se van entrelazando sobre un báculo central, hasta alcanzar la cúspide del mismo, donde aparecen unas alas. En el sistema yoga a la energía vital que asciende por los nadis y chakras se le conoce como kundalini, y se le representa como una serpiente.

En cuanto a la ciencia de la psicología, el principio de la dualidad fue estudiado por Sigmund Freud al hablar del ello y el superyo como dos aspectos antagónicos y complementarios de la personalidad, el primero como manifestación de la vida instintiva y los impulsos inconscientes del ser, y el segundo como el cúmulo de los aprendizajes recibidos en la primera infancia por parte de los padres o mayores que influyen en la formación del niño.

También Carl G. Jung estudia otro aspecto de la dualidad cuando descubre el comportamiento humano dividido en dos grandes enfoques, de donde derivan sus dos tipos de personalidad básica el introvertido vuelto hacia el interior y el extrovertido hacia el exterior. Además de enfatizar la dualidad de la persona con su sombra, siendo ésta todo aquello que el yo rechaza o no quiere aceptar de sí mismo.

En el análisis transaccional Eric Berne partiendo del psicoanálisis de Freud, traduce y enriquece los conceptos del ello como el niño, y el superyo como el padre, equilibrados por el adulto, que corresponde al yo de Freud.

Otro estudioso de la conducta humana Albert Ellis creador de la Terapia racional emotiva enfatiza la dualidad razón-emoción para encontrar de esta manera un equilibrio sano en los individuos. Y Fritz Perls de la terapia Gestalt enfatiza el dualismo de figura y fondo.

En la psicología transpersonal promovida por Abraham Maslow, Anthony Sutich y otros grandes investigadores, se habla de la dualidad yo personal y yo transpersonal, lo mismo maneja Roberto Assagioli con su psicosíntesis, esta dualidad corresponde a la relación personalidad y alma de la filosofía esotérica.

Existen otras dualidades como mente y cerebro, o mente-cuerpo de donde deriva la medicina psicosomática. Lo subjetivo y lo objetivo como complementos de la mente, lo individual y lo social de las ciencias del comportamiento; lo material y lo espiritual, el vicio y la virtud de la religión y la moral; lo inductivo-deductivo, el realismo-idealismo y la dialéctica de la filosofía.

Del libro: EL PROCESO DEL AUTOCONOCIMIENTO
Autor: Rolando Leal   www.librosenred.com/autores/drrolandoleal.aspx

Tags: , , , , , , , , ,

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing