image

“En lo secreto me has hecho comprender sabiduría”. —Salmo 51:6

Hoy acudo a Dios por el don de discernimiento. Sé que con la guía divina, puedo distinguir lo que es bueno y verdadero en cada situación.

Gracias al don de discernimiento, logro sabiduría espiritual. Al volverme más a tono con esta sabiduría, sé cuándo debo hablar y cuándo debo permanecer en silencio. Soy guiado a la acción correcta en cada situación que encuentro.

Al mantener la intención de prestar atención a mi guía interna, discernir lo que debo hacer y usar buen juicio, soy una bendición y atraigo bendiciones maravillosas a mi vida.

Uso con gratitud mi don de discernimiento y sé lo que debo hacer.