Categorías

Los arcángeles: nuestros grandes protectores

angel protector

En el calendario de santos de la Iglesia católica, mañana lunes 29 de septiembre, se celebra el día de los Santos Arcángeles: San Miguel, San Rafael y San Gabriel.

Como ya lo he explicado anteriormente, los arcángeles pertenecen a una jerarquía superior a la de los ángeles propiamente dichos (son como sus jefes) y poseen una serie de características y especialidades según el área de servicio a la humanidad.

Son seres de luz sumamente poderosos dispuestos a ayudarnos a mejorar toda clase de situación que nos ocupe. Pueden ser invocados para tener claridad sobre nuestra misión de vida, superar adicciones, cambiar patrones de pensamiento negativo, cerrar ciclos, restaurar la salud, elevar la autoestima, eliminar miedos, manejar el estrés, encontrar respuestas, incrementar nuestra energía, crear proyectos, etc.

Los arcángeles trabajan en conjunto con nuestros ángeles de la guarda orquestando y sincronizando los eventos que nos ocurren a diario. Dejándonos señales, presentándonos personas y oportunidades, abriéndonos puertas y hasta ayudándonos a cerrar otras.

Aparte de lo ya mencionado, otra de las funciones de los arcángeles es ayudarnos a auto-descubrirnos. Para que identifiquemos nuestras fortalezas y despejemos las telarañas mentales que nos impiden recordar nuestra esencia creadora, divina y eterna. Esto con el fin de mejorar la forma como nos tratamos a nosotros mismos, elevar el valor que nos damos y manifestar la vida que nos merecemos.

Un gran asesor en este campo es el maravilloso arcángel Miguel. Te sugiero esta oración:

Arcángel Miguel, bríndame la confianza que desde adentro deseo cultivar y ayúdame por favor a depurar mis creencias, para que en mi exterior brote toda la sabiduría que por tanto tiempo he contenido. Amén”.

Probablemente para la mayoría, los arcángeles más conocidos son justamente: Miguel, Rafael y Gabriel. Juntos conforman un equipo invencible. Miguel es el arcángel guerrero, Rafael el sanador a todo nivel y Gabriel el mensajero por excelencia.

Para honrar a Dios y a sus creaciones arcangelicales (en particular a estos tres enormes seres de luz), en esta fecha tan especial, deseo compartirles algunas oraciones cuyo origen desconozco. Se que les apoyarán en sus invocaciones personales.

Oraciones con el Arcángel Miguel.

Para comenzar el día:


Amado Miguel Arcángel, mi buen protector, al amanecer preséntame ante mis ojos todas las ocasiones para obrar el bien que el nuevo día me depara y no permitas que las menosprecie. Despierta mi actividad espiritual y dirígela hacia aquellos a quienes pueda colaborar. Que mi voluntad secundada por tu gracia, produzca todos los días obras dignas de la eterna felicidad.

Así sea.

En cualquier momento:

En nombre de la Divina Presencia de Dios en mi, invoco al amado Arcángel Miguel para que entre en mi vida, aquí y ahora. Limpia por favor en mi toda sombra de envidia, miedo, angustia y escasez como también cualquier energía negativa que me puedan enviar. Arcángel Miguel, protégeme con tu rayo azul de luz de arriba abajo, izquierda derecha, al frente y atrás. Yo estoy investido/a con el más grande poder de protección. Amén.

Oración con el Arcángel Rafael:

Santo Peregrino, Bendito seas. ¡Óyeme! En cuerpo y alma, cúrame. Borra mis tristezas. Alégrame. Bendito seas, altísimo príncipe angélico. Óyeme. El amor interminable y eterno, concédeme. Toda desesperanza, quítame. Fe confiada, otórgame. Bendito seas, dulce ángel amigo. Médico Celestial. Cúrame. Límpiame, purifícame, regenérame. De mis dudas, rescátame. Tu santa certeza, concédeme. Bendito seas, querido compañero de camino. Por nuevos rumbos de Luz, guíame. De los miedos propios y heredados, libérame. A mi total libertad, condúceme. Tú, que enciendes mi corazón con tu intenso fuego, óyeme. Bendito Rafael, dame el don de tu perpetua alegría, de tu transparente mirada y tu liviana libertad. Santo Peregrino, enséñame a caminar contigo. Libérame. Sáname. Elévame. Bendito seas. Amén.

Oración con el Arcángel Gabriel:

Permíteme Arcángel Gabriel que escuche a cuantos me rodean. Embajador de Dios Padre, mensajero de certeza, santo ángel de la anunciación, trae hasta mí el amor de mi Padre, para que alivie mis carencias sentimentales, mis necesidades físicas y materiales. Alivia mi sensación de abandono y soledad, aplaca mis temores, cura mis miedos, mitiga mi angustia. ¡Oh Ángel del Señor! dame el amor de mi Dios. ¡Oh Ángel del Señor! trae hasta mi el milagro, las gracias y bendiciones que tanto espero: (pedir con fe lo que se desea), porque tú eres el emisario del Señor mi Dios, tu eres su alabanza, tu compartes con nosotros la Creación. ¡Oh Ángel del Señor! ¡fortaleza de Dios! trae los dones del cielo a la tierra y permite que se produzca el milagro. La verdad engendra verdad, y Dios es verdad; el amor engendra vida, y Dios es vida; el Señor crea amor y el amor es el milagro. Amén.

De mi parte, gracias Dios por crear y enviarnos a los bellos arcángeles. A ti Arcángel Miguel, mi protector incansable, te agradezco me brindes siempre tu valentía en cada acción de mi vida. Ayúdame a vencer mis miedos y a mostrar a mi hermano como puede hacerlo también. A ti, amoroso y sanador Arcángel Rafael, te agradezco tu apoyo para liberar lo que no me hace bien física, emocional y mentalmente. Gracias por asistirme en mi misión. Y a ti, amado Arcángel Gabriel, te agradezco ser el portador de todas las buenas noticias. Oriéntame para también ser una genuina mensajera, desechando los cuentos que mi mente me había hecho creer. Miguel, Rafael y Gabriel gracias por permanecer conmigo.

Tu sabes Arcángel Uriel, que reconozco tu presencia a mi alrededor. Gracias por tu luz, por encender mi faro. Ayúdame a procurar que otros también lo hagan.

Bendiciones de amor y luz.

Martha Muñoz Losada.

Terapeuta con Ángeles – Master ReikiUsui

Contacto: correoangelical8@gmail.com

www.facebook.com/leccionesconangeles

www.marthamunozlosada.com

Twitter: @MarthaMunozL

2 respuestas a Los arcángeles: nuestros grandes protectores